martes, 13 de enero de 2015

Cómics decimonónicos

¿Quién dijo que los cómics sólo recogían las historias de los superhéroes, de aquellos que tenían poderes especiales o fueran agentes de la T.I.A.? Muchas editoriales están apostando ahora por adaptar clásicos decimonónicos a viñetas y volver actuales aquellas novelas que nunca han pasado de moda.
Comenzamos por Marvel, la reconocidísima firma de tebeos, que ha querido captar al sector femenino que se alejaba de sus estanterías publicando clásicos ilustrados.
El primero ha sido "Orgullo y Prejuicio" (2013), una adaptación de la novela de Jane Austen. Es difícil adaptar historias de época a un cómic y por eso quizá nos puedan parecer las ilustraciones muy modernas al concepto clásico que tenemos de los personajes de estas novelas.
A la historia de Lizzy y Darcy le han seguido las adaptaciones de "Emma" y "Sentido y sensibilidad" (2014), también de Panini Cómics de Clásicos Ilustrados Marvel y basadas ambas en las novelas de Jane Austen.
Por otro lado, también en el 2014, la editorial Impedimenta adaptó de la mano de Christophe Gaultier "El fantasma de la ópera" al cómic con una edición cuidada y detallista aunque los nombres de los protagonistas de la novela de Gaston Leroux hayan sido modificados.
Gracias a nuestros amigos de Arte XIX que nos han dejado la recomendación, también podemos anunciar que la terrible historia de Oscar Wilde "El retrato de Dorian Gray" ha encontrado su hueco en la ilustración de manos de Enrique Corominas (Diábolo Ediciones, 2012). Por este álbum, el catalán ha recibido el premio de la Crítica al mejor dibujante nacional, que no es poco.




















Aunque como tal no es un clásico adaptado al cómic, queremos hablaros de otra puesta en escena, arriesgada pero prodigiosa de manos de EDT (Editores de Tebeos). Desde Anacrónicos seguimos su blog y os animamos a que leais también a estos artistas valencianos porque son muy entretenidos y tienen mucho que aportar. Son Carmen Pardo y David Belmonte que juntos han creado la historia de "1840. La rosa secreta", una historia original ambientada en el Londres victoriano. El tebeo nos introduce en un misterio que nos arrastra a no poder dejar de leer.
De momento sólo han editado el primer volumen (de tres) pero esperamos que el misterio poco a poco se resuelva y el rostro del malvado Walter Flag lo conozcamos pronto.

Apasionante y absorbente es "Green Manor" (Aventúrate, 2013) que sin ser una adaptación de ningún clásico, se puede convertir en uno. Ambientado en la era victoriana y con un guión lleno de giros, connotaciones y guiños a las grandes mentes del suspense, este selecto club de caballeros eleva al séptimo arte el crimen como una actividad elegante para deshacerse de otro ser humano. Durante las 16 historias (en Francia se editaron en tres volúmenes pero a España ha llegado compendiado en uno solo), el lector cruza el umbral de la muerte y el misterio sintiéndose un protagonista más.

El último cómic ambientado en el siglo XIX (que sepamos) se ha publicado en el 2018: "Dr. Watson, el gran hiato" (Yermo ediciones), desarrollado cuando en 1891 Sherlock Holmes desaparece en las cataratas junto a Moriarty y el médico debe enfrentarse a una conspiración. ¿Será capaz? 

4 comentarios:

Pedrete dijo...

¡Gracias por la recomendación del blog 1840! Esta va a ser mi nueva época a recrear así que me viene de perlas. Desde ya me hago seguidor.

¡Un besote!

Anacrónicos Recreación Histórica dijo...

Es un blog muy interesante en el que hablan de muchos temas relacionados con el mundo victoriano y en el que invitan a lectores y seguidores a continuar descubriendo el misterio de la Rosa Secreta.

Seguro que no te arrepientes en absoluto de seguirlos.

¡Un saludo!

Andrea Miranda dijo...

Yo recomendaría también el 'Dorian Gray' de Enrique Corominas en Diábolo Ediciones, ¡espectacular! Gracias por las recomendaciones.

Anacrónicos Recreación Histórica dijo...

¡Gracias a ti, Andrea, por la recomendación de "Dorian Gray"! Aunque seguimos muy de cerca la obra de Enrique Corominas no sabíamos que había publicado esta obra de Wilde ilustrada.

¡Un millón de gracias por la aportación! :)