domingo, 14 de agosto de 2016

Valancy Stirling o El Castillo Azul


Dentro de los “tesoros de época” nos encontramos con esta joyita publicada en 1926 por Lucy Maud Montgomery (autora de “Ana de las Tejas Verdes”) y traducida a las letras españolas, inédita hasta ahora, por la Editorial D’Epoca en una cuidada e ilustrada versión (2015, PV: 23,65 euros. 304 páginas. Incluye un paquete de marcapáginas de todas las ilustraciones realizadas por Almudena Cardeoso, administradora del blog Crónicas de Magrat y lámina de la portada).

Escrita en tercera persona, la historia, sencilla y costumbrista, nos presenta a Doss Stirling en una vida aburrida, marchita, carente de sentido y repleta de convencionalismos sociales, una joven “solterona” de veintinueve años  que vive sometida a las opiniones de su familia. Una inesperada carta provoca que se abra a la luz de la vida y despierte, que se desprenda de la indefensión con la que sus tíos y madre la cubren y que el “castillo azul” de sus sueños cobre por fin una realidad material. La encorsetada solterona que debe aguantar chistes maliciosos se convierte así en una mujer independiente con ideas y opiniones propias que le hacen conocer a Abel, Cissy y sobre todo al joven Barney y convertirse auténticamente en Valancy.

 

La acción se desarrolla en Deerwood (Canadá) y a lo largo de la novela se nos describe, no sólo la sociedad urbana y los modales de la época sino también los hermosos parajes naturales. La novela se mueve entre las densas descripciones victorianas, la ironía de Montgomery en criticar sutilmente a una sociedad llena de convencionalismos y el cuento de hadas. Una deliciosa lectura en la que conoceremos a una joven apocada, tímida y reservada que, como una mariposa, acabará por convertirse en toda una mujer llena de sentimiento y pasión. En una lectura más profunda, analizando entre líneas y habida cuenta de que es una mujer quien escribe la novela y el año en que se publicó (tras la 1ª guerra mundial, en los “locos años ’20), podemos hablar de que Valancy Stirling es el prototipo de todas aquellas mujeres que por cumplir años y no tener un marido junto a ellas, pueden seguir desarrollándose en la vida y sentirse libres y plenas. Refleja la independencia y la liberación de la mujer, la rebelión femenina y el abandono de la sumisión por parte de aquellas señoritas que dependían de sus padres y maridos que se proclaman como únicas protagonistas de su vida a pesar de no tener fortuna o excesiva belleza. Es, en suma, una denuncia a la sociedad pero envuelta en dosis de humor e ironía, una historia cálida, femenina y muy recomendable.


6 comentarios:

Leis dijo...

Es una novela hermosa, pero igual triste, cuando uno piensa en lo que el protagonista masculino tuvo que pasar mientras crecía.
Conocí este libro gracias a una especie de "copia" de Coleen McCoulough (creo que se escribe así) llamada "Las señoritas de Missalonghi" (p Missalongghi?), una historia demasiado parecida para ser pura casualidad; la diferencia está en que Missy, la de Missalonghi, es mentirosilla, mientras que Valancy es pura sinceridad.

Anacrónicos Recreación Histórica dijo...

Gracias por tu comentario, Leis. Pese al final de cuento de hadas, los personajes principales no dejan de tener una infancia y una juventud cruel. En el caso de Valancy porque toda su familia le influye marcándole un carácter retraído y vulnerable, mientras que la soledad se hace protagonista del alma de Barney y eso le hace ser muy independiente.

Desconocíamos el paralelismo existente con "Las señoritas de Missalonghi". Te agradecemos que nos hayas hablado de ella.

¡Un saludo!

Moria dijo...

No hago más que leer buenos comentarios de este libro y estoy viendo que terminaré comprándolo... Hay muchos títulos de esta época que todavía no he tenido el placer de atacar, demasiados diría yo ;_;

¡Un beso!

Anacrónicos Recreación Histórica dijo...

Hola Moria

Si te atrae esta historia te recomendamos participar en nuestro concurso de postales de Navidad. ¡El premio es precisamente este título! http://anacronicosrecreacionhistorica.blogspot.com.es/2016/11/concurso-de-postales-de-navidad.html

Un saludo ^-^

liz flores dijo...

Me pasó lo mismo que cometa Leis, en cuanto empecé el libro me recordó al libro de C. M. "Las señoritas de Missalongui" (o also así). El parecido en la trama ez muy similar.

Anacrónicos Recreación Histórica dijo...

Hay muchas tramas que se parecen y recuerdan al lector otros titulos pero un libro no sólo es la historia que cuenta, sino las palabras que se usan para contarla, el lenguaje, la técnica, la forma en que envuelve lo que narra.

Un saludo y gracias por el comentario, Liz. ^_^